El presunto homicida fue identificado como José M. R., de 47 años, quien se habría suicidado luego de dispararle en la cabeza a la colombiana con una escopeta, publica el medio local La Provincia.

La joven de 14 años, preocupada por su madre debido a que no tenía noticias de ella desde el miércoles, fue a la casa del hombre junto a un vecino para tratar de encontrarla.

Luego de golpear varias veces la puerta sin tener respuesta, la hija de la víctima, también colombiana, decidió irrumpir en la casa dándole patadas a la puerta, explica ese medio.

Al entrar a la vivienda, la menor encontró los dos cuerpos sin vida. Desesperada salió a la calle gritando y pidiendo ayuda, pero ya no había nada que hacer, indica el diario español.

De acuerdo con el portal Canarias 7, el hombre, que tenía permiso para portar armas, era ingeniero, tenía dos hijos de un matrimonio anterior y tenía una empresa de construcción hace dos décadas, muy cerca de su casa.

Aunque autoridades confirmaron que no hubo denuncias previas de violencia en esta pareja, allegados y vecinos explicaron que el español y la colombiana venían teniendo problemas en su relación, detalla ese portal.