El comunicado añade que se suspende hasta nuevo aviso la labor de las guarderías infantiles y los colegios en el área de emergencia.

La detonación en la planta, situada en el parque industrial de Chengjiang, fue tan poderosa que la agencia sísmica china registró a las 5:48 del jueves un terremoto de magnitud 2,2.

Según los datos de última hora, el accidente causó 47 muertos y 640 heridos, entre ellos 58 graves y 32 en estado crítico.

El presidente de China, Xi Jinping, ordenó tomar todas las medidas posibles para salvar vidas y mitigar las consecuencias.

Fuego en la planta química de Yancheng
Fuego en la planta química de Yancheng / STR / AFP