La niña es un regalo del cielo para los dos“, declaró el marido de Tian, de 68 años, en el sitio de información Guancha.cn.

Según el diario en inglés Global Times, la bebé fue llamada Tianci, que significa en chino “Don del cielo”.

Si se confirma que el embarazo de Tian fue natural, se trataría de un récord mundial, pero la clínica que la atendió en el parto dijo que no podía comentar sobre las condiciones de concepción porque la anciana los había contactado cuando ya estaba embarazada.

Según el libro Guinness, la mujer más vieja en dar a luz a un niño concebido naturalmente es una británica en 1997 cuando tenía 59 años.

Con la ayuda de la fecundación in vitro, el récord mundial lo tiene una española, María del Carmen Bousada Lara, que tuvo gemelos en 2006 cuando estaba por festejar sus 67 años. Murió de un cáncer dos años después.

El diario local Jinan Times precisó que Tian tenía ya dos hijos, entre ellos uno nacido en 1977, justo antes de la puesta en vigor de la política del hijo único impuesta para frenar la explosión demográfica en China. Ahora se permite a las parejas tener dos.

El nuevo parto de Tianci fue criticado en la red social Weibo. “Esos padres son egoístas. A su edad, no podrán ocuparse de un niño y la carga recaerá en los otros hijos“, escribió un internauta.

Otros se preguntaban si la pareja sería penalizada por haber pasado el límite de dos hijos por familia.