Un alemán de 72 años fue detenido este miércoles en el aeropuerto de Estambul luego de que la policía de ese país encontrara en su maleta 2,6 kilos de cocaína escondidos en retratos del fallecido ídolo argentino Diego Maradona.

El hombre en cuestión llegó a Turquía en un vuelo procedente de Colombia. Por lo tanto, las autoridades turcas iniciaron una investigación sobre el hecho, según informó la agencia de noticias local Anadolu.

El equipaje del alemán levantó sospechas en el examen de rayos X ya que los oficiales detectaron una “densidad inusual” en los marcos de las retratos que llevaba en su maleta. Cuando los agentes retiraron la parte posterior de las pinturas, encontraron placas de cocaína valoradas en unos 215.000 euros, es decir, más de 900 millones de pesos colombianos.

Horas después de que se hiciera oficial la captura de ese hombre en Turquía, la Fiscalía colombiana informó que detuvo en Cali y mandó a la cárcel a un ciudadano holandés acusado de enviar cocaína a Europa. El europeo es señalado de hacer parte de una red de narcotraficantes que enviaba cargamentos de esa droga su país, informó la Fiscalía.

El detenido es Francys Antony De Pool, capturado en una vivienda del barrio Alférez Real, de la capital vallecaucana, en donde las autoridades encontraron un kilo de cocaína, tarjetas de cumpleaños que escondían esa misma droga y efectivo equivalente a 5.800 dólares, según un comunicado del ente investigador.

La entidad agregó que De Pool supuestamente “diseñaba métodos de camuflaje y distintas formas de presentación de los estupefacientes para ocultarlos en encomiendas o entre las pertenencias de personas que viajaban con destino a Holanda”.

Según dijo la directora de la Fiscalía en el Cauca, María Claudia Sendoya, el detenido “haría parte de una red trasnacional dedicada a enviar sustancias estupefacientes a Europa a través de correos humanos y encomiendas”.

Durante la investigación se conoció que De Pool es solicitado en extradición por Surinam por su presunta vinculación con el asesinato en mayo pasado de un hombre en el distrito de Commewijne.