En la tienda encontró un muro de aproximadamente un metro de alto, hecho con cajas de cartón y papel, y dos flechas en direcciones opuestas: una señalando a México y otra a Estados Unidos. El jugador no dudó en tomarle una fotografía y publicarla en Twitter con un mensaje de protesta:

Minutos después, la cuenta en la red social de la tienda de juguetes le respondió con 2 trinos:

Por favor, sepa que eso no es lo que somos, y nos hemos puesto en contacto con la tienda en Portugal para hablar al respecto”.

Miguel Layún, nuestras más sinceras disculpas por esta ofensa. Ya fue retirado (el muro de cartón) y los empleados serán tratados apropiadamente”.

Sin embargo, allí no terminó el asunto: el futbolista volvió a su cuenta de Twitter, esta vez en un video para agradecerles al gerente y a los trabajadores de la tienda por haberlo atendido a él y a su familia, y aclararles que el objetivo de ellos no era burlarse. Pero aclaró que ese no es un tema para “jugar” y espera que se haya creado conciencia al respecto.