El hombre que mató este viernes a dos personas con un cuchillo en el Puente de Londres antes de ser abatido por la policía es un exprisionero condenado por terrorismo.

“Este individuo era conocido por las autoridades, había sido condenado por delitos terroristas en 2012. Fue puesto en libertad condicional en diciembre de 2018”, anunció en un comunicado el jefe del antiterrorismo británico, Neil Basu. Precisó que se está realizando un registro en un lugar del condado de Staffordshire, en el centro de Inglaterra, donde residía.

Según la agencia de noticias PA, fue condenado a 16 años de prisión por pertenencia a un grupo que quiso cometer un atentado con bomba en la Bolsa de Londres y establecer un campo de entrenamiento terrorista en Pakistán.

Este ataque, calificado de “terrorista” y cometido en el mismo lugar del atentado de 2017, cuando faltan menos de dos semanas para elecciones legislativas anticipadas en el Reino Unido, dejó como víctimas a un hombre y una mujer.

Tres personas más, un hombre y dos mujeres, resultaron heridas. Una se encontraba el viernes por la noche en estado “crítico pero estable”, otra en “un estado estable” y una tercera sufría “lesiones menos graves”, precisó el jefe del Servicio Nacional de Salud (NHS), Simon Steven.

The Times asegura que el hombre llevaba un brazalete electrónico cuando participó en la conferencia sobre la rehabilitación de prisioneros organizada por la Universidad de Cambridge.

El ataque, perpetrado también a falta de pocos días para una cumbre de la OTAN en Londres, ha estremecido la campaña electoral para las elecciones del 12 de diciembre. Los partidos conservador, laborista y liberal-demócrata la han interrumpido temporalmente.