Los otros dos cohetes hicieron blanco en barrios residenciales cercanos a esa zona de la capital de Irak, según fuentes de seguridad.

La Zona Verde es un sector de la capital iraquí donde se encuentra la embajada de Estados Unidos y está puesto bajo alta seguridad.

Se trata del tercer ataque en una semana contra la presencia occidental en Irak, donde reinó cierta calma en los últimos meses.

Más de una decena de cohetes fueron lanzados hace una semana contra una instalación militar en un aeropuerto de Erbil, en el Kurdistán iraquí (norte), donde se encuentran tropas estadounidenses, que participan desde 2014 en la coalición contra el Estado Islámico (EI).

Un empleado civil extranjero murió en el ataque del lunes pasado, que causó otra víctima mortal.

Otra ráfaga de cohetes impactó el sábado en una base aérea al norte de Bagdad, donde estan basados la mayoría de cazas F-16 que Irak compró a Estados Unidos y que utiliza para combatir células durmientes del EI.

Este ataque provocó un herido, precisaron fuentes de seguridad a la AFP.