El comandante de la policía de Teherán, el general de brigada Hosein Rahimí, explicó que su acompañante será arrestada “pronto”.

“En la República Islámica, nadie tiene derecho a expresar un comportamiento deshonrado e inapropiado”, subrayó Rahimí, citado por la agencia semioficial ISNA.

El responsable policial insistió en que el arresto no está relacionado con el ‘parkour’, una modalidad deportiva que consiste en dar saltos y acrobacias entre mobiliario urbano y objetos de la calle que calificó de “buena y divertida”.

“No estamos en contra de este tipo de deporte (…) El comportamiento inmoral de estas dos personas definitivamente merece ser tratado”, aseveró.

Japalaghy, que cuenta con más de 140.000 seguidores en Instagram, publicó en esta red social hace diez días unas fotografías en las que se le veía besando y abrazando a una mujer en la azotea de un rascacielos del barrio teheraní de Elahie.

Cinco días después colgó un video con fotogramas de ese momento y de otros en distintos lugares de la capital iraní en los que también aparece él sin camiseta junto a una chica sin identificar en pantalón corto y top.

En Irán, rigen unas estrictas normas morales desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, que impuso por ejemplo la obligatoriedad de cubrirse todo el cuerpo y llevar velo a las mujeres.

Antesde la confirmación de la policía, Japalaghy reveló esta semana en Instagram que había recibido una llamada para exigir explicaciones y afirmó “no tener miedo” a ser arrestado.

Ayer, su hermano publicó en la misma cuenta de Instagram que el joven había sido detenido y que los agentes argumentaron que la medida se debía a su “comportamiento no islámico”.

Instagram es de las pocas redes sociales permitidas en Irán, cuyas autoridades mantienen bloqueadas Facebook y Twitter, pero en el pasado algunos de sus usuarios han sido detenidos por publicar fotografías inmorales, a juicio de la policía.

View this post on Instagram

همش‌ یه جا .

A post shared by @ alirezajapalaghy on