Michel y Linda Thibodeau se quejaron en particular de que ciertas palabras que se muestran en los aviones, incluida ‘salida’, solo se indican en inglés (‘exit’). También que la palabra en francés equivalente (‘sortie’) se escribe en caracteres más pequeños, lo que sugiere una desigualdad entre los dos idiomas.

El Tribunal Federal falló a favor de esta pareja que presentó 22 quejas en 2016, ocho de las cuales ya han sido compensadas. En su fallo del martes, la justicia les otorgó 1.500 dólares canadienses por queja y ordenó a la primera aerolínea canadiense que les entregara una carta oficial de disculpa.

Los dos demandantes también protestaron contra el hecho de que las hebillas de los cinturones de seguridad solo mencionan la instrucción en inglés ‘lift’ (levantar).

Finalmente, un anuncio del vuelo entre Fredericton y Montreal los enfureció particularmente, ya que la versión en inglés de 15 segundos, según ellos, fue mucho más completa que la de francés, de cinco segundos.

Air Canada no ha respetado sus obligaciones lingüísticas“, dijo la juez St-Louis, recordando que la constitución canadiense requiere un tratamiento equivalente entre los dos idiomas oficiales, el francés y el inglés

La demanda de los Thibodeau ya había sido desestimada en 2014 en la Corte Suprema después de pedir una compensación monetaria por la violación de sus derechos lingüísticos en un vuelo internacional.