Según él, la embarcación Waly, de 70 toneladas, salió de Puerto Lempira hacia el cabo Gracias a Dios con pescadores a bordo tras expirar la veda de la langosta. Zozobró por causas desconocidas cerca de Cayo Gorda, a proximidad del lugar de dónde había partido.

El portavoz añadió que 55 pescadores sobrevivientes del naufragio y los 27 cuerpos serán trasladados hacia Puerto Lempira, cabecera de Gracias a Dios, mientras seguía la búsqueda de los desaparecidos, de las 91 personas que viajaban en la nave.

Igualmente, serán trasladados otros 49 que fueron rescatados en un primer naufragio, el de la embarcación Miss Francely, que se registró horas antes, según el oficial de la Fuerza Naval.

El director de Marina Mercante, Juan Carlos Rivera, dijo a la televisora HCH que los informes eran escuetos por lo remoto de la región, pero que una comisión de expertos comenzó a investigar las causas para evitar que se repitiera ese tipo de incidentes.

Rivera añadió que en varias ocasiones han suspendido permisos de navegación hasta por tres años a propietarios que sobrecargan los barcos de pescadores.

El presidente de la Asociación de Pescadores Industriales del Litoral Atlántico, Richard Bonilla, dijo que la cifra de muertos es de 27, según el último reporte que tuvieron desde el lugar del naufragio —a las 15:15 hora local (4:15 de la tyarde, hora colombiana).