El acusado fue condenado “por unanimidad como autor penalmente responsable por abuso sexual con acceso carnal calificado por haber sido contra una menor (cuando su hija tenía entre 7 y 8 años), aprovechándose la situación de convivencia preexistente y ser ascendiente de la misma, abuso sexual reiterado gravemente ultrajante calificado”, según la lectura de la sentencia.

El jueves pasado, al inicio del juicio en la provincia argentina de Santa Fe, Baldomir señaló a los presentes y levantó su dedo mayor frente a las cámaras de prensa que registraron la imagen provocadora. Luego, el juicio oral se realizó a puertas cerradas para preservar a la víctima.

Antes de la denuncia, vivía en Junín (a 500 km de Buenos Aires) con su actual esposa y un hijo de cuatro años. De su primer matrimonio tiene tres hijas.

Baldomir tuvo el triunfo más importante de su carrera el 7 de enero de 2006, cuando destronó a Zab Judah para coronarse campeón mundial welter del CMB. Además, cosechó otras tres coronas.

Pese a que en noviembre de 2006 perdió el título ante el estadounidense Floyd Mayweather Jr., recibió el premio de “boxeador del año”.

Su última pelea fue en abril de 2014 en México, a los 43 años. Baldomir se disponía a seguir vinculado al boxeo como entrenador.