De acuerdo con la cadena CNN, se trata del brote bacteriano de brucelosis, que hasta el momento ha afectado a un total de 10.528 personas en el noreste de China, según funcionarios del gobierno municipal de Lanzhou.

Según recuerda ese medio, la bacteria escapó de una planta biofarmacéutica que se dedica a producir vacunas para animales.

“Al 30 de noviembre, había 79.357 pruebas locales [para la brucelosis], incluidas 10.786 pruebas repetidas y 68.571 pruebas reales. Hubo 10.528 personas que dieron positivo al anticuerpo confirmado por el CDC de Gansu”, dijo este jueves la Comisión de Salud de Lanzhou, citada por el mismo medio.

El laboratorio estatal de la ciudad usó un desinfectante caducado en julio y agosto de 2019 en la producción de vacunas contra la brucelosis para animales.

Como resultado, la esterilización fue incompleta y las bacterias todavía estaban presentes en las emisiones de gas de la compañía.

El gas contaminado se propagó por el aire hasta el cercano Instituto de Investigación Veterinaria, donde en un principio infectó a casi 200 personas en diciembre pasado

La Oficina de Salud de Lanzhou dijo que la bacteria suele proceder de ovejas, vacas o cerdos

El laboratorio se había disculpado este año y se le había revocado la licencia para producir vacunas contra la brucelosis. Por su parte, los afectados recibirán una compensación económica, según las autoridades de Lanzhou.