Antes de cruzar la meta, el estadounidense de 34 años Justin Gatlin redujo el ritmo de la marcha, miró para ambos lados pero, para su sorpresa, sus competidores los pasaron, así que el ‘viejo truco’ de Bolt le salió mal, reporta el portal Slate.

También le puede interesar:

Como excusa, Gatlin dijo que había experimentado un problema en el tobillo. Sí, ¿cómo no? Una excusa muy conveniente, como informó el portal.

El único que se cree Bolt sin ser Bolt es este hombre, y por ello se llevó ‘los honores’ de imbécil esta semana. Resultado: no clasifició a las finales de los 200 metros llanos y no competirá contra aquel a quien quiso imitar.

Temas relacionados: