Aunque no entregaron mayores detalles, los parientes confirmaron mediante un comunicado el deceso del actor de 90 años, quien estaba reiterado de la industria cinematográfica desde el 2003, indicó la BBC.

“Fue considerado en gran medida como el mejor actor que interpretó al 007 en la franquicia de larga duración”, agregó la cadena de noticias británica.

Sean Connery, quien nació en Edimburgo, Escocia, obtuvo numerosos premios durante su larga carrera, incluyendo tres Golden Globes, dos Bafta y un Óscar, el cual consiguió en 1987 gracias a su actuación en Los Intocables.

Convertido en una estrella internacional, rodó con los más grandes de Hollywood. En 1989, cuando tenía 59 años, la revista People lo distinguió como “el hombre vivo más sexy” y el más atractivo del siglo XX.

Su popularidad nunca decayó y en 2013, fue elegido el actor británico favorito de los estadounidenses. En los últimos años limitó mucho sus apariciones públicas, viviendo sobre todo en Nueva York con su segunda esposa, la francesa Micheline Roquebrune.