Según el medio, Scott volvió a necesitar ayuda para solucionar su problema de sustancias y está internado en The Rocky Mountains, ubicado en Edwards, Colorado, desde el martes 28 de abril.

El informativo sugirió que Disick ha estado “bebiendo mucho y consumiendo cocaína” durante el periodo de aislamiento, y recordó que el empresario tiene fama de participar y organizar “fiestas pesadas”.

“Es verdad, Scott se presentó la semana pasada. Ha sido guiado por Kourtney y le pidió que buscara ayuda. Las cosas han estado mal durante las últimas semanas y ella no lo dejará acercarse a los niños a menos que se someta a tratamiento“, informó una fuente a E Online.

Cabe mencionar que Scott y la mayor de las Kardashian tuvieron una relación que empezó en 2006, después de varios problemas se separaron en 2015; fruto de este amor nacieron Mason, Penelope y Reign.

Además de los inconvenientes que ha tenido con la madre de sus hijos, todo indica que Scott sigue sin superar la muerte de sus padres y por esto ha vuelto a recaer.