Mucho se ha hablado de la entrevista que los duques de Sussex le concederán a Oprah Winfrey, pues se dice que allí revelarán varios detalles acerca de su renuncia a la familia real, situación que, al parecer, tendría en tensión a la soberana.

(Vea también: Esta es la fortuna de la Reina Isabel II y la realeza británica, en pesos colombianos)

Reina Isabell II ‘sabotea’ entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle

Este 8 de marzo la monarca celebrará el Día de la Mancomunidad y, pese a la pandemía y los múltiples compromisos que canceló la corona, en esta ocasión ella decidió salir a hablar por televisión, pero no en la fecha que debería.

La cadena BBC One anunció que reemplazará su tradicional servicio religioso el 7 de marzo y, en cambio, le abrirá un espacio a la reina, quien trasmitirá un mensaje para conmemorar el festejo, que se celebra en 54 estados de Reino Unido.

En el evento estarán presentes la reina, el príncipe Carlos, el príncipe William, Kate Middleton y sus hijos; debido a sus problemas de salud, el príncipe Felipe no estará presente.

La alocución de la reina Isabel II se dará horas antes de que Meghan Markle y el príncipe Harry, quienes anunciaron en San Valentín que esperan a su segundo hijo, aparezcan en el programa que tiene Oprah Winfrey en la cadena estadounidense CBS.

(Vea también: Meghan Markle y el príncipe Harry: primer año fuera de la realeza y situación económica)

Meghan Markle y el príncipe Harry hablarán con Oprah

Son pocas las veces en que la pareja ha abierto la puerta a una entrevista y, sobretodo, una como las que está acostumbrada a hacer la famosa periodista, que son más íntimas, quizá es por esto que la realeza británica entró en alerta.

La cadena anunció en sus redes sociales que el 7 de marzo a las 8:00 p. m. los televidentes podrán ver ‘Opra With Meghan and Harry: A CBS Primetime Special’.

Aquí, el trino que hizo el canal en su cuenta de Twitter:

Buckingham confirmó salida de los duques de Sussex de las labores reales

El Palacio informó en un comunicado que el príncipe y la actriz no volverán a sus labores con la familia real, con lo que queda claro que su vida en Estados Unidos está siendo más que provechosa y, sobretodo, libre.

Cabe mencionar que los duques, antes de renunciar a los deberes de la familia real, tenían varias responsabilidades de tipo público, que ya no irían de la mano de los proyectos que ellos emprendieron con empresas como Netflix.

Este es el anuncio de Buckingham: