Óscar ahora está enfocado en las ventas ambulantes, en “la carretera troncal que [de Chinú] lleva a Sincelejo”, afirmó el portal.

“Al pie del peligroso corredor de carga conocido como ‘La esquina caliente’, grita y repite: ‘A la orden las rosquillas, diabolines, a mil a mil’”, agregó el medio.

El sitio también compartió fotografías del exprotagonista con los productos que ofrece, especialmente a camioneros, taxistas, artesanos y viajeros, y reveló cuánto gana diariamente.

El promedio de ventas diarias es de treinta mil pesos, que sirven para sus necesidades y para ayudar con los gastos de la casa”; puntualizó la publicación, donde además se refirieren a la transformación de Óscar, a su actual vida espiritual, a que ya no es homosexual (de esto había hablado en 2018), y a una mujer de la que se enamoró.

Cabe mencionar que el portal no solo mostró las fotos de Naranjo vendiendo rosquillas en su nota, sino en su cuenta de Facebook (en un post público), por lo que aquí compartimos una de esas instantáneas.