Koike, una artista de maquillaje y Cage recibieron el certificado de matrimonio ese mismo día, según la revista People.

Sin embargo, la felicidad a la pareja le duró tan solo 4 días, pues el miércoles, Nicolas Cage presentó una solicitud de anulación de dicha licencia, que afirmaba que estaban demasiado borrachos cuando Koike le dio la idea de que se casaran.

De acuerdo con los documentos judiciales, ambos estaban “bebiendo hasta el punto de llegar a la intoxicación”, y que Cage “reaccionó por impulso sin la capacidad de reconocer o comprender el impacto total de sus acciones”, afirma The Blast.

Además, el actor estadounidense aclaró que Koike no le había mencionado en ningún momento su “historial criminal”, y que esta era unas de las razones para no continuar con la relación.

Según este portal, la pareja reconoció que el matrimonio fue un error y que al parecer ella no planea estar en contra de la anulación.

Cabe mencionar que testigos que estuvieron durante el matrimonio que fue solicitado en el Tribunal del Condado de Clark en el centro de Las Vegas, aseguraron que el ganador del Óscar estaba “muy fuera de lugar” y que efectivamente se veía muy borracho, señala Daily Mail.

Al respecto, las personas que se encontraban en el lugar registraron el momento en el que el actor hace una escena vergonzosa, en donde gritaba: “ella va a tomar todo mi dinero”, “su ex es drogadicto”, mientras que ella le decía y le replicaba: “bebé, no te estoy pidiendo que hagas esto”.

Este es el cuarto matrimonio del actor.