“El anillo será entregado una vez yo pueda regresar a Estados Unidos, y la entrega se va a hacer con un debido proceso legal”, afirmó la famosa en la revista.

Ahí, y como lo había hecho en publicaciones de Instagram hace varios días, Jessica también reiteró que “nunca” ha sido su intención quedarse con la joya y que eso se lo ha hecho saber a Mack en dos oportunidades.

La primera fue el 29 febrero, dos días después de que terminaran a la distancia y que él le pidiera el anillo; la segunda se dio por WhatsApp el 24 de marzo, explicó la presentadora en el mencionado medio, aunque en abril él insistió con el tema, porque ella le reclamó por seguir mostrando en su perfil de Instagram que estaban comprometidos, cuando era falso.

La razón por la que no le ha devuelto el anillo es por la cuarentena, ha explicado la celebridad en sus redes y en la revista, pues ella está en Colombia y él regresó a Estados Unidos antes de que terminaran (Jessica dijo que fue Mack quien acabó todo y él que fue ella).

“El primero de febrero [cuando Mack viajó] seguíamos juntos y, por lógica, yo tenía el anillo”, puntualizó en Vea.

“Y si el señor está tan desesperado por el anillo, bien puede tomar un avión y venir a recogerlo. ‘Si encuentra la manera de entrar al país’. Yo encantada de devolvérselo”, había escrito Jessica en Instagram, en abril, antes de decir que ahora todo se dará con un “proceso legal”.

La presentadora es la reciente portada de la revista, en la que apareció con tapabocas. En esta edición, la famosa no solo habló de sus examores, sino del drama que sigue viviendo por lo biopolímeros, de la cuarta cirugía que le practicaron, y de su familia.