Aunque el motivo de su post es recordar el día en que la exactriz estadounidense le dio el sí al menor de los hijos de la fallecida princesa Diana, en la mitad del carrusel de tres imágenes destaca una que no se conocía del día de su boda.

En la foto, a blanco y negro, Harry mira sonriente al horizonte, mientras Meghan se dobla de la risa y fija sus ojos al costado opuesto de su marido.

Las otras dos fotos corresponden al anuncio del compromiso y al día en que presentaron a su heredero, el pequeño Archie.

Estas son las fotografías, capturadas por Chris Allerton (deslizar para verlas todas):