De acuerdo con Alí Humar González, director de ‘Sábados Felices’,‘El Flaco’ salía con sus amigos de 3 a 4 veces por semana y, como la mayoría eran músicos, siempre estaba con una botella de aguardiente.    

“A él le gusta mucho el Amaretto y este es un trago que tiene mucho alcohol. Él se ponía alegre, pero no violento ni agresivo”, contó César Corredor, uno de los integrantes del programa. 

Por su parte, Gonzalo Acosta, exproductor de ‘Sábados Felices’, recuerda que el humorista guardaba una pequeña botella de licor en el bolsillo de su camisa y tomaba antes de sus presentaciones para darse valor. 

Su gusto por la fiesta llegó a tal punto que una vez, después de una presentación en Cali en 2009, se fue de rumba con unos amigos y se cayó de una silla en un bar.

Este accidente le causó fractura en un fémur, y a los pocos días le dio una infección respiratoria tan fuerte que le produjo la muerte el 21 de diciembre de 2009.