Aunque es uno de los nombres más populares en la industria, la ahora comentarista deportiva contó que durante sus días de actriz porno solo ganó 12.000 dólares (unos 41 millones de pesos aproximadamente), se lee en un trino de Khalifa.

En una publicación de Instagram, Khalifa también dejó claro que no ha recibido más dinero por el trabajo que hizo, que sigue generando miles de reproducciones en Internet: “Una idea falsa común es que he estado haciendo millones y millones por el trabajo que hice. Nada más lejos de la verdad”, escribió.

Su fugaz carrera teniendo sexo frente a las cámaras tan solo duró tres meses, pero fue suficiente para cambiarle la vida, gracias a la polémica escena que grabó llevando un hiyab.

“El día después de que salió la escena fue cuando todo explotó. Creo que pasé de 400 seguidores en Instagram a 200.000 en tres días. Fue una bola de nieve y seis meses después tenía 2 millones”, recordó Mia en la entrevista.

En la misma conversación, la joven rememoró cómo fue que terminó metida en la industria del porno, la controversia que causó el video que la catapultó a la fama y cómo logró reajustar su vida laboral después del trabajo por el que más la reconocen.

Esta es la entrevista completa: