El concierto, que comenzó hacia las 9 de la noche y se extendió hasta las 11, fue, literalmente, un deleite para los oídos.

La voz de Luis Miguel no dio cuenta de sus excesos ni escándalos, sino del inigualable talento que lo convirtió desde hace años en uno de los artistas más grandes de Latinoamérica.

Entre los momentos más destacados estuvieron sus interpretaciones de éxitos como ‘Amor, amor, amor’, ‘Por debajo de la mesa’, ‘Suave’ y ‘Hasta que me olvides’.

La euforia del heterogéneo público, una mezcla de personas entre 40 y 60 años y jóvenes que probablemente conocieron a Luis Miguel gracias a su serie de Netflix, llegó con un popurrí que incluyó los temas ‘Ahora te puedes marchar’ y el inolvidable ‘Cuando calienta el sol’.

Estos son algunos de los momentos más vibrantes de su presentación: