Los hechos habrían ocurrido durante el rodaje del falso documental ‘I’m Still Here’, que él mismo dirigió.

Amanda White, productora, y Magdalena Gorka, directora de fotografía, denunciaron a Affleck por humillarlas verbalmente, lanzar insinuaciones sexuales, tener actitudes violentas y por acoso a través del celular, indicó The Huffington Post.

Creo que todo tipo de maltrato a cualquier persona por la razón que sea es inaceptable y espantoso, y todo el mundo merece ser tratado con respeto en el trabajo y en cualquier sitio”, ha manifestado. “No hay nada que yo pueda hacer más que vivir mi vida de la manera en que sé que la vivo y ser fiel a mis valores y tratar de vivir acorde a ellos en todo momento”, dijo el actor.

Según las mujeres, Affleck entraba sin permiso a sus habitaciones y al ser rechazado las intimidaba físicamente. Cada una lo demandó por más de dos millones de dólares.

El actor negó todos los cargos y finalmente todo se arregló con un pacto extrajudicial en el que ambas partes acordaron no hablar públicamente del tema.

Affleck se ganó la antipatía de sus colegas actores y durante la ceremonia de Premios Óscar, Brie Larson, encargada de entregarle la estatuilla, no pudo disimular su decepción y se negó a aplaudirlo.