Como informó ET Online, la cantante fue vista junto a Sam Asghari, su novio, en un restaurante italiano de Cecconi, en West Hollywood, cuando fue reconocida por un comensal, quien no perdió la oportunidad para fotografiarla.

Britney iba vestida informal para su cita: llevaba una camisa blanca y unos jeans ajustados, pero lo que se robó todas las miradas de los presentes fue su cabello castaño. La última vez que lo llevó de esta forma fue en 2013. 

Parecía súper feliz, sonriendo mucho. […] Estaba con dos guardias de seguridad”, le dijo el testigo al medio.

Esta es la fotografía que lograron hacerle:

Cabe recordar que un informante le dijo al mismo portal en meses pasados que la relación de Spears con Asghari iba muy bien, puesto que están muy enamorados y él es un gran apoyo para ella, “es su protector”.