“Señor presidente, hoy mi madre, presa en Venezuela, es seguramente más libre que usted, porque me atrevería afirmar que ya ni su conciencia le pertenece“, le espetó Merlano Manzaneda al mandatario.

La joven se pronunció en un video con tono solemne y pronunciando frases calculadas a manera de diatriba, diciendo que no quisiera estar en los zapatos de Duque: “Usted es solamente una pieza dentro de este engranaje llamado ‘lo que está mal’“, añadió, resumiendo la causa de los problemas del país en “la falta de vergüenza de quienes nos gobiernan y la ambivalencia de quienes alimentamos este sistema podrido”.

Luego dio su versión de lo que ha visto en el paro nacional, comparando cosas buenas y malas: “Lo bueno es que nos hemos unido como colombianos a favor de los oprimidos. Lo malo es que no nos hemos dado cuenta de que todos, fuerza pública y manifestantes, lo somos. Todos, adormecidos por la manipulación de un consejo de sociópatas figurando en este tablero donde se derrama la sangre de todos, menos los que dan las órdenes“, señaló.

“Lo bueno es que los amantes de ‘plomo es lo que hay’ se volvieron amantes de la paz y piden que cese el paro. Lo malo es que quieren la paz en la ciudad para verla desde sus balcones porque el plomo es bueno echarlo, pero en el monte. Lo bueno es que la gente se está dando cuenta de los horrores de su gobierno. Lo malo es que la memoria no nos va a dar para recordarlos todos“, añadió.

“Le ruego, señor presidente, que por lo menos cada joven que monte en un camión aparezca”, pidió.

Finalmente, Merlano amplió su pedido con otra pulla: “No le pido que cese la violencia, porque tal vez sería ten ridículo como cuando usted solicitó la extradición de mi madre a través de Guaidó, pero creo fehacientemente que usted atenderá mi súplica tanto como cree usted en el cerco diplomático”, concluyó.

Este fue el duro manifiesto de la hija de la excongresista:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por AIDA VICTORIA (@aidavictoriam)