Esa declaración de Aída Victoria estuvo acompañada de otras en las que indicó que no va a “dar explicaciones” de lo que le sucedió el primer fin de semana del mes, cuando pensó en quitarse la vida durante la cuarentena, pues eso sería abrirle una puerta a la gente para que se tome la licencia de opinar.

“En eso sí quiero ser reservada y celosa”, dijo  la hija de la excongresista Aída Merlano, que está prófuga de la justicia colombiana.

Sin embargo, la joven sí señaló que le “pasó algo”, que fue “muy duro” y “muy complicado”, de lo que salió gracias a su pareja, su psicóloga, su psiquiatra y su familia, pero nada tiene que ver con ella tenga problemas de depresión.

“Quiero aclarar que yo, como cualquier ser humano, frente a una situación dura, me he deprimido. Eso no significa que yo sufra de depresión. No es que ahora yo les vaya a contar: ‘Mi vida viviendo con depresión’. Es muy diferente que tú te deprimas frente a una situación difícil, a que sufras de depresión”, dijo, y continuó:

“No es lo mismo que por una situación difícil o unos episodios estresantes en tu vida, te dé ansiedad, a que sufras de ansiedad. Hay que saber diferenciarlo”.

A continuación, un video que recopila lo dicho por la hija de la excongresista Merlano en sus recientes historias de Instagram: