El programa ‘La Red’, de Caracol Televisión, contactó a algunos de esos actores que por estos días han tenido que echar mano al Internet y las redes sociales para mantenerse activos y mostrar lo que hacen a sus audiencias, mientras están en la cuarentena decretada para evitar la propagación del COVID-19.

El primero es el caso de Víctor Hugo Morant, quien publica videos virales en su Instagram y su Twitter, con el objetivo de “de decirle al mundo: ¡Estoy aquí!”.

“Nuestra generación no es tan ‘ducha’ en el manejo de las redes y estas cosas. A la que sí le gusta es mi esposa, que me maneja las redes y me maneja la vida de paso. Para mí es importantísimo estar actuando, sentirme vigente”, expresó Morant al programa de chismes y agregó:

No pretendo volverme un ‘youtuber’ famoso, pero mi aspiración es hacer lo que me gusta”.

Otro caso es el de Kepa Amuchastegui, quien tiene un canal de YouTube, donde sube videos actuando pedazos de obras de teatro o declamando poemas.

“He procurado mantenerme al día, a pesar de los años que tengo. Pero yo desde hace tiempo tenía todos esos instrumentos (redes sociales) porque es muy práctico. La idea, de pronto, es llegar a percibir algún dinero si les da por poner comerciales en mis videos. No quiero morirme de hambre ni que mi mujer se muera de hambre”, expresó Amuchastegui en ‘La Red’.

Santiago Bejarano, por su parte, está dando clases de actuación y de comunicación efectiva vía Internet en medio de la cuarentena, algo que le ha parecido genial.

He dado clases con estudiantes que están en París, en Nueva York, en otras ciudades de Colombia, y es una dicha, es una herramienta prodigiosa”, explicó al mismo medio.

Sin embargo, no todos los actores tienen la valentía de subirse al bus de las redes sociales, como es el caso de Mauricio Figueroa, quien se niega a modernizar su trabajo y espera que se acabe rápido la pandemia del coronavirus para poder volver a actuar como siempre lo ha hecho, en grandes producciones.

“Uno fue criado de manera diferente, con tiza, con tablero, con teléfono de ‘ruedita’, entonces es muy complicado. No tengo esa paciencia, eso se necesita paciencia, el dedo pequeñito y la tecla adecuada, y esperar. Yo soy muy acelerado, entonces me ofusco. Por eso lo evito”, explicó Figueroa a ‘La Red’ los motivos por los cuales no usa redes sociales.