Unos cálculos renales mandaron al artista al hospital. Sin embargo, cuando mencionó su entidad promotora de salud se negaron a prestarle el servicio, por lo que tuvo que ir de clínica en clínica buscando quién lo atendiera. “Si hubiera tenido algo más grave, me dejan morir”, le dijo el actor al programa ‘Lo sé todo’.

Finalmente, cerca de tres horas después de estar en una institución médica y de terminar desmayándose, a Calero lo auxiliaron y le prestaron una camilla. No obstante, una vez más, mencionó su EPS y se rehusaron a atenderlo, pese a que debía ser intervenido quirúrgicamente.

Por ese incidente decidió poner una tutela en contra de dicha entidad y ahora está a la espera de un respuesta, que debería darse en los próximos días.

El actor ha participado en reconocidas producciones como ‘El Capo’, ‘Los caballeros las prefieren brutas’ y, recientemente, en ‘Un bandido honrado’.