La Asociación Nacional de Movilidad Sostenible destacó que estos resultados son históricos, ya que desde hace 14 años no se registraban ventas tan bajas en el mercado automotor colombiano; por esto, el gremio solicitó al Gobierno en un comunicado buscar otras medidas que permitan “ir abriendo la economía”.

“El fuerte impacto que está teniendo el cierre de actividades en la economía pone en riesgo de insolvencia a las empresas amenazando la sostenibilidad del empleo actual”, destacó Oliverio García, presidente de Andemos, quien indicó que se necesita facilitar la matrícula de carros manteniendo el distanciamiento social, pero sin bloquear el comercio.

El gremio destacó que es decisivo tomar medidas que permitan renovar el parque automotor del país, ya que el que rueda en este momento por el país es obsoleto, principalmente en el segmento de vehículos de carga y pasajeros, por lo que ayuda al COVID-19 a generar mayor deterioro en las vías respiratorias.

“Hemos entrado en una carretera muy áspera y con baja visibilidad mientras tratamos de conducir en un terreno desconocido enfrentando enormes baches de incertidumbres.  Debemos ser solidarios con nuestras autoridades y la sociedad para enfrentar al enemigo invisible que nos obligó a desviarnos intempestivamente del buen camino por el que veníamos”, añadió el presidente de Andemos.