El primer turno sería de 8 de la mañana a las 5 de la tarde, en el que operan cerca del 23 % de los trabajadores en Bogotá. Antes no se podría porque ya está ocupado por miles de personas que hacen parte de los sectores que ya están habilitados para funcionar desde el 27 de abril pasado.

Un segundo turno sería de 10 de la mañana a 7 de la noche.

“Sería el segundo ciclo o segundo horario, para la construcción y la manufactura, que es lo que el presidente habilitó en la ciudad con la responsabilidad y seguridad de los protocolos y que deben controlar los alcaldes”, explicó Adriana Córdoba, citada por Bu Radio.

El tercer turno comenzaría a las 10 de la noche hasta las 6 a.m., el cual se centraría en vehículos de carga pesada, es decir, abastecimiento y logística.

“Un cuarto turno, que sería como los que vienen en los transversales de esos tres turnos”, agregó la funcionaria.

La explicación de Córdoba va en línea con el plan que explicó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, recientemente, en el que aseguró que es un hecho que la capital va a funcionar las 24 horas cuando se reactive totalmente la economía.

El anuncio de la mandataria Distrital se dio durante su presentación, ante el Concejo de Bogotá, del Plan Distrital de Desarrollo. Allí aseguró que hay que detener la curva del decrecimiento económico y de la pérdida de empleo.

Dijo que para tal fin hay que tener una reactivación escalonada y señaló que ese será el mayor desafío.

“Voy a resumirlo de la siguiente manera: supongan que las 24 horas podemos dividirlas en 4 turnos. No hay manera de que en el próximo año podamos salir, como lo hacíamos antes, todos al tiempo”, agregó López.