Pese a la aparente recuperación del mercado laboral en Colombia, Portafolio reveló que, tras revisar la información de la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes (Pila) que hace el Dane, en septiembre dejaron de existir al menos 3,6 millones de contratos.

El mencionado medio recogió información del Registro Único Empresarial, que deja ver los sectores más afectados: alojamiento y servicios de comida (4,49 %), explotación de minas y canteras (3,61 %), actividades artísticas (3,14 %) y transporte y almacenamiento (2,86 %).

Según la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), en dato citado por La República, los trabajadores colombianos vieron una reducción de 2,1 billones de pesos en sus ingresos. 

Aunque la cifra es alta, vale destacar que hay una diferencia notable con los 5,7 billones registrados en abril, cuando los efectos económicos de la pandemia alcanzaron su punto más alto.

“Si bien el ritmo del acumulado de las pérdidas se ha desacelerado en el último trimestre, el monto de lo que dejaron de percibir los hogares se mantiene por encima de 2 % del Producto interno bruto (PIB). Ese es un hecho relevante, en tanto la capacidad de gasto de los hogares es determinante para evaluar la tracción que tendrá la reactivación económica de cara al final del año”, apuntó Mauricio Santamaría, presidente de Anif.