En la misiva, Carrillo plantea 18 interrogantes para que el Gobierno explique las garantías que hay para recuperar más de 300 millones de dólares, que se le prestarán a la aerolínea, teniendo en cuenta que “emprender esta maniobra de rescate sin involucrar a otros países que también se beneficiarían de la actividad de Avianca puede significar una desproporcionada o excesiva presión sobre la capacidad financiera del Estado”.

El procurador general resalta que la crisis de la empresa es anterior a la crisis provocada por el coronavirus, y, aunque es la más antigua en el país, no es la única que presta el servicio aéreo en Colombia.

“¿Ofrecerán los accionistas o los acreedores alguna garantía por los dineros que el Estado colombiano va a aportar a Avianca? ¿Va a haber créditos similares para otras aerolíneas en momentos en que se debe mantener la competencia en sectores estratégicos?”, preguntó Carrillo.

El jefe del Ministerio Público además lamentó que la noticia se conociera por un comunicado del Ministerio de Hacienda en el que no se detallan las evaluaciones previas para autorizar el préstamo, sin poner en riesgo los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencia (Fome), “teniendo en cuenta el contexto de una insolvencia transfronteriza en curso que aparentemente cobija varias empresas del conglomerado Avianca”.

El salvavidas que le lanzará el Gobierno a la aerolínea, con base en Panamá, también fue cuestionada por senadores que le reprocharon que invierta dinero para rescatar una empresa extranjera, y no para garantizar la subsistencia de pequeños empresarios que se vieron afectados por la emergencia del coronavirus.

En ese mismo sentido se pronunciaron varios ciudadanos, como las periodistas Camila Zuluaga y Paola Ochoa, que resaltaron que las pymes “generan el 80 % de empleo en el país”, y para ellas no hubo una ayuda semejante.

Al respecto, el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, dijo en Blu Radio que la ayuda, más que para salvar a Avianca, se otorgará para proteger un servicio público esencial.

“Nosotros no nos fijamos si la aerolínea es colombiana o no. A nosotros lo que nos tiene que importar es el servicio que se presta en Colombia. Más del 50% del transporte aéreo de Colombia lo cubre Avianca y nosotros no podemos dejar que ese servicio porque recuperarlo se demoraría más de 4 años” manifestó.

Aún quedan detalles por concretar entre el Gobierno y la aerolínea, como la tasa de interés. No obstante, Londoño señaló en la emisora que ya hay garantías:”Empresas como Lifemiles y los activos que [Avianca] tiene en el país”.