Una reacción normal en un país emergente (como Colombia) es que, cuando el precio de referencia internacional del petróleo sube, el dólar baje, debido al mayor ingreso y oferta de esa moneda en el territorio.

Sin embargo, este martes, según Set Fx, el dólar en Colombia se negoció en un promedio de 3.381 pesos, es decir, 17 pesos más que los 3.364 pesos en los que rige la Tasa Representativa del Mercado (TRM) para hoy.

Incluso, la moneda alcanzó un precio máximo de 3.393 pesos en la Bolsa de Valores de Colombia.

Al respecto, el analista José Luis Hernández de Corficolombiana explicó a La República que en el país no se refleja la caída en el dólar porque el mercado internacional aún mantiene incertidumbre por la próxima decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) sobre el futuro de las tasas de interés para ese país, pues no es claro si las llevarían al alza o a la baja.

Lo anterior causa moderación y expectativa en los inversionistas internacionales y, por ello, no hay cambios bruscos a la baja en cuanto al precio del dólar en economías secundarias.

“Justo cuando el mercado descontaba entre 25 y 50 puntos básicos de bajadas en las tasas de la Fed, se aumentan las tensiones geopolíticas”, dijo al medio.

“Al dispararse el precio del petróleo, seguramente vendrán las presiones inflacionarias y la Fed tendrá una dura prueba de autonomía: deberá escoger entre el crecimiento o el índice de precios”, añadió el experto.