El comercio, los hoteles y los restaurantes son la principal fuente de empleo de los venezolanos en el país; sin embargo, según el gremio en un informe citado por La República, con la llegada del virus muchos han tenido que acudir a la informalidad para mitigar el grave impacto económico que ha dejado el cierre de sus lugares de trabajo, situación que preocupa al sector empresarial.

“Lo que más preocupa con todo lo que está pasando es que haya un traslado de esta fuerza de trabajo hacia la informalidad, producto de la pérdida de empleos formales por la crisis”, indicó Iván Jaramillo, director del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario.

Y es que de acuerdo con el documento presentado por la Andi, el 34,5 % de estas personas que trabajan en el país se están haciendo entre 0 y 0,5 salarios mínimos, es decir, cerca de 450.000, mientras que el 29,2 % se ganan entre 0,5 y un salario mínimo que, comparado con el rango se salarios de los hogares colombianos, registra una diferencia de 40,6 %, indicó El Heraldo.

Estos son los sectores que más emplean venezolanos en Colombia:

  • Industria manufacturera: 11,2 %
  • Construcción: 10,9 %
  • Agricultura y ganadería: 6,4 %
  • Transporte y almacenamiento: 4 %

El gremio resaltó que la población venezolana en el país que tiene condiciones para trabajar formalmente (43 % de 1,8 millones que hay en la actualidad), podrían ser parte de la vida productiva de Colombia y aportar a sus finanzas públicas en materia de impuestos, seguridad social y consumo, añadió el rotativo.

“Debemos entender que la inclusión de la población migrante va a generar un entorno más competitivo para la economía. Esto se puede hacer a través de la proveeduría y generación de empleo”, indicó Bruce Mac Master en el medio, presidente de la Andi, y añadió que la inclusión de la población migrante representa uno de los desafíos más grandes para el país.