El nuevo perfil que tendrían los fondos de pensiones, muy atractivo para las personas que comienzan su vida laboral, lo dio a conocer el Superintendente Financiero, Jorge Castaño Gutiérrez, durante la apertura del 12 congreso de la Federación Internacional de Administradores de Fondos de Pensiones (Fiap) y la Asociación Colombiana de Administradores de Fondos de Pensiones y Cesantías (Asofondos), que comenzó este viernes en Cartagena.

De acuerdo con Castaño Gutiérrez, la discusión se está dando en las mesas que involucran a los ministerios de Trabajo y de Hacienda, y a la Superintendencia Financiera.

“Eso es un esquema de protección integral, y no solamente pensado en que las personas reciban algo cuando cumplan 82 años o tengan tantas semanas cotizadas”, precisó el funcionario. “La propuesta es qué pasa si nosotros pensamos hoy que ese ahorro pueda servir de garantía para apalancar un crédito para comprar vivienda, qué pasa si pensamos en que a los colombianos les podamos ayudar a cumplir los sueños de lograr estudios, un esquema de protección para contingencias de enfermedades o fallecimientos de seres queridos…”.

Castaño Gutiérrez precisó que se trata de “generar valor en cada una de las etapas del ciclo de vida de las personas. Es la única manera en que yo voy a generar compromiso para ahorrar. Si yo no habilito la posibilidad de convertir los sueños en realidad, pues la gente no va a seguir llevando sus ahorros a un fondo de pensiones”.

En sus declaraciones, dejó ver otra de las razones por la que se está trabajando en ese proyecto, que apenas está en discusiones: hoy solo el 30 % del país está bajo el esquema de los fondos de pensiones, cualquiera que sea. El otro 70 % no tiene ningún nivel de protección.

Insistió en que la iniciativa no es crédito. “Es poder apalancar proyectos con el ahorro que ya están teniendo allí, que les pueda servir de colateral específicamente para poder avanzar en un proyecto particular. Que les permitan tener un emprendimiento específico”, dijo.

“Viene la posibilidad de que las personas tomen la decisión de adquirir una vivienda y hacer algo que se llama hipotecas en reversa, que es entregar mi casa que me mantienen a mi durante toda mi vida. Esa casa no va a pasar a mis hijos, sino, apalancado en ese ahorro, poder, de alguna manera, tener un mejor esquema de vejez mientras esté vivo”, explicó el Superintendente.

Insistió en que ni los fondos van a prestar para vivienda ni van a dar crédito de consumo. “Es poder, con ese ahorro, atraer a las personas diciéndoles: “Tranquilo, que usted va a poder usar este ahorro no solamente para el bien de su pensión, sino para muchas cosas durante todo su proyecto de vida””.

“No es desacumular ahorro, no es abrirles una ventana para que se endeuden, sino que puedan apalancar muchas de sus decisiones de vida en ese ahorro que están depositando”, subrayó.

Preguntado sobre para cuando ese proyecto sería una realidad, Castaño Gutiérrez dijo: “Esa es la discusión política que se está dando. Una vez se tenga la propuesta completa se va a hacer pública y se va a discutir. En este momento, los tiempos que nos han dado los dos ministerios (Hacienda y Trabajo) son hacia septiembre u octubre, cuando se va a dar una discusión sobre cómo va a quedar el modelo de cobertura”.