Con la licencia obtenida, la compañía tendrá protegido su invento por 20 años en Japón. La cementera, que hace parte del Grupo Argos, también busca la aprobación de esta patente en Europa, Estados Unidos y Colombia, donde ya tiene otras tres licencias.

Este método, cuyo desarrollo con la Universidad Eafit de Medellín tomó cinco años, mide a través de un dispositivo la absorción de un líquido en un sólido de manera automática, lo que le permitirá a la compañía el desarrollo de cemento de mejor desempeño.

La invención patentada puede ser utilizada en otros sectores como el petroquímico, químico, farmacéutico y de alimentos, por lo que “la compañía empezará un proceso de comercialización de la propiedad intelectual”, añadió el comunicado.

“Recibir nuestra primera patente internacional es un logro que nos llena de satisfacción y nos inspira a continuar trabajando en la creación de nuevos productos, procesos y soluciones”, manifestó el vicepresidente de Innovación de Cementos Argos, Lucas Moreno.