Un estudio contratado por The New York Times señala que los paquetes salariales de los altos líderes de empresas se disparó como nunca antes durante el 2020.

Otro de los hallazgos del estudio en el que se tuvieron en cuenta los salarios de 200 ejecutivos en Estados Unidos es que de ese número, solo 13 son mujeres, lo que indica que los puestos que más altos salarios pagan en las empresas siguen estando reservados, en su gran mayoría, a los hombres.

Entre las mujeres, la que más sueldo ganó en 2020 fue Lisa Su, presidenta del fabricante de procesadores AMD, que obtuvo 40 millones de dólares y ocupa el puesto 40 entre los 200 mencionados anteriormente.

Entre Alexander Karp, el primero de la lista, y Tony Xu, el segundo en el ránking y quien se desempeña como presidente de la empresa de domicilios DoorDash, también hay una diferencia abismal.

El segundo en el listado ganó menos de la mitad que el primero, es decir que obtuvo un nada despreciable sueldo, con todas las prebendas y beneficios, de 414 millones de dólares, informa el diario neoyorquino.

El ejecutivo que cierra el podio de los de mejor salario en el año en que empezó la pandemia es Eric Wu, de la inmobiliaria Opendoor, que ganó 370 millones de dólares.

Otro ejecutivo que no ganó tanto, pese a su alto perfil en el mundo corporativo, fue Tim Cook, presidente de la tecnológica Apple, quien obtuvo 14,7 millones de dólares en el 2020, lo que le valió ocupar el puesto 171 del listado.

¿Cuánto creció la brecha en relación con los empleados rasos?

El estudio de The New York Times revela que la diferencia promedio entre los salarios de los altos ejecutivos y los empleados del común es de 274 veces más a favor de los primeros, cifra superior a la registrada en el 2019, de 245 veces.

Lo anterior quiere decir, según el ‘Times’, que los sueldos de los ejecutivos en cuestión subieron 14,1 % respecto del 2019, mientras que los salarios de los empleados rasos subieron tan solo un 1,9 % en promedio.

El diario señala que anteriormente los salarios de los altos ejecutivos, sobre todo aquellos que trabajan en empresas que cotizan en bolsa, su sueldo estaba ligado a qué tan bien les iba a las compañías en el mercado bursátil, pero dicha práctica se acabó porque en algunos casos una subida en el precio de las acciones podría significar salarios inimaginablemente altos para los presidentes de las compañías.

Este caso no parece ser el de Alexander Karp, el mejor pagado del 2020, pues el astronómico ingreso que recibió (la décima parte de la fortuna del más rico de Colombia en tan solo un año) estuvo atado al buen desempeño de su empresa, Palantir, en el mercado bursátil.