El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, señaló que, con esa regla que Colombia decretó el pasado 6 de agosto a los textiles panameños, podría imponer medidas de retorsión o reciprocidad, informó La FM.

“Cuando tú comienzas a elevar aranceles, también te estás exponiendo a que exista una medida de retorsión. Nosotros no queremos hacer eso”, dijo Cortizo, citado por la emisora.

“Nosotros no queremos sorpresas de ningún país, especialmente de Colombia. Las relaciones que tiene Colombia con Panamá no son las relaciones que nosotros esperamos de un vecino… Ese es un tema que nosotros tenemos que resolver rápidamente”, añadió.

Lo anterior significa que, si el gobierno de ese país opta por endurecer sus aranceles (aunque no se sabe a qué productos sería), los exportadores colombianos sufrirán aumentos en los costos de envío de mercancía hacia ese país.

La República contextualizó que, desde hace 10 años, Colombia autorizó el cobro de aranceles al 10 % para los textiles y calzado provenientes de Panamá para combatir el contrabando.