El anuncio de Calderón Chatet como nuevo gerente de la compañía fue hecho el pasado 5 de abril por el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, y de inmediato surgieron dudas acerca de sus estudios.

El colombo-francés Alejandro Calderón Chatet se desempeñaba como vicepresidente de Finanzas e Inversiones de EPM, informa el diario económico La República.

Según el medio, el nuevo timonel de EPM obtuvo el título de pregrado de ‘Maitrise Sciences Economiques’ en la Universidad de Montesquieu Bordeaux IV, en Francia, en el 2002, y señala que dicho diploma fue convalidado por el Ministerio de Educación de Colombia mediante una resolución en el 2013.

En 2003, publica La República, el gerente habría obtenido el título de ‘Magistere Economie et Finance Internationales’ en la misma universidad, y el último año de este proceso educativo lo habría cursado en la Universidad de California, EE. UU., en un programa de intercambio.

Sin embargo, lo que generó polémica fue la especialización en la Universidad de California, que no se incluyó en la hoja de vida pues “no era necesario”, según Quintero, para asumir el cargo, pues con el pregrado y las dos maestrías bastaba.

Este es un aparte de un comunicado de la empresa que avala los estudios del nuevo gerente:

“Los documentos que acreditan la formación anteriormente descrita del Gerente General, Miguel Alejandro Calderón Chatet, reposan en la base de datos y archivos de EPM, y son suficientes para acreditar el cumplimiento de los requisitos para acceder a los cargos de Vicepresidente Ejecutivo de Finanzas e Inversiones de EPM y Gerente General de EPM, razón por la cual fue nombrado y posesionado en los mismos”.

De otro lado, según Semana, Calderón tendría conflicto de intereses que lo obligarían a renunciar al cargo antes de afrontar procesos sancionatorios por parte de los entes de control, en relación con presuntamente haber estado vinculado a empresas que se incluyeron en el escándalo de los Panama Papers.

Vale recordar que dicho escándalo vino luego de una filtración informativa de documentos confidenciales de la desaparecida firma de abogados panameña Mossack Fonseca en 2016, con el fin de fundar y establecer compañías inscritas en un paraíso fiscal de tal forma que ocultaran la identidad de los propietarios.

Por si fuera poco, el nuevo gerente de EPM fue diagnosticado con coronavirus el pasado sábado, informó El Colombiano.

En un comunicado, la empresa antioqueña publicó sobre el estado de salud de Miguel Alejandro Calderón: “La empresa activó de inmediato el cerco epidemiológico contemplado en el protocolo de bioseguridad, para identificar los posibles contactos estrechos y darle seguimiento a la evolución de los funcionarios”, además de que estaba “en buenas condiciones de salud y en aislamiento domiciliario”.

El periódico antioqueño dijo que la EPM había respaldado por completo la designación de Calderón como su gerente, pese a las dudas que se ventilaron en medios de comunicación y redes sociales.