El salario mínimo en Venezuela actualmente está en 400.000 bolívares, cifra que equivale a un dólar. Es decir, los ciudadanos del país de Nicolás Maduro se ganan de salario mínimo mensual cerca de 3.820 pesos colombianos.

Según el Centro de Documentación de la Federación de Maestros, citado por Noticias Caracol, se estima que se requieren 229 salarios mínimos en Venezuela (cerca de 870.000 pesos) para cubrir la canasta básica.

La preocupación frente a estas cifras es de centenares de venezolanos que son pensionados en su país y viven de eso, de un salario mínimo mensual que no llega ni a 4.000 pesos colombianos.

Roberto Jerez, ciudadano venezolano, contó a ese mismo medio que este dinero del mínimo solo le alcanza para comprar un kilo de sardinas.

“Un ser humano de aquí de Venezuela le quitó el puesto al perrito que se lo pasaba buscando en la basura”, afirma Jerez.

Otro problema es que la mayoría de productos alimenticios en el país vecino cuestan un dólar o más, un kilo de queso vale 3,5 dólares; y un kilo de carne se ofrece entre 3 y 5 dólares.

Un testimonio más lo entregó a Noticias Caracol una profesional docente que se gana menos de 4 dólares al mes, que asegura que tuvo que buscar otra forma de ingreso para poder sobrevivir.

“Vender cosas, dulces, tortas, para poder sobrevivir”, dice la docente.

Nicolás Maduro sube el salario mínimo en Venezuela

El dictador Maduro subió en abril pasado un 60 % el salario mínimo en su país. Con el aumento,  lo que los trabajadores pasaron de percibir 250.000 bolívares (cerca de 1,45 dólares) a 400.000 bolívares.

La información la dio a conocer en su momento el ministro para el Proceso Social del Trabajo, Eduardo Piñate, a través de su cuenta de Twitter, en la que publicó un comunicado que posteriormente fue redifundido por otros miembros del gabinete y por el canal estatal VTV.

“Se incrementa el salario mínimo a un monto de cuatrocientos mil bolívares”, dice el documento en el que también se informa del aumento, hasta los mismos 2,33 dólares, de las pensiones que reciben los casi cinco millones de jubilados.