Y es que estos fraudes le cuestan al Estado alrededor de 770.000 millones de pesos, ya que muchas personas están cobrando la plata de pensiones que no deberían existir o están recibiendo el monto que le correspondía a un pensionado que ya falleció y que no ha sido reportado, informó Blu Radio.

“El tema de la sustitución pensional es un dolor de cabeza; pensionados que fallecen y les aparecen varias parejas o una pareja que nunca tuvo, esos tipos de casos nosotros los investigamos”, destacó el presidente de la entidad, Juan Miguel Villa.

Con esta medida, de acuerdo con Colpensiones, se les pondría un muro de contención a estas personas que, incluso, aunque están aptas para laborar, obtienen mesadas con incapacidades que no son verídicas.

Villa añadió que el cruce de datos con entidades financieras, Medicina Legal y el Ministerio de Salud ha permitido también identificar a estos sujetos y disminuir los casos de fraude, reportó RCN Radio.