El portal Finanzas Personales,  describe los rasgos que caracterizan a las personas que son más prudentes a la hora de adquirir una deuda.

Principalmente son pacientes, no son compradores impulsivos y por eso se mantienen alejados de las vitrinas.

No son materialistas y son agradecidos porque dejan de lado la preocupación de tenerlo todo.

Además, según ese medio hacen sacrificios y enfocan sus metas dejando de lado planes que normalmente requieren gastar mucho dinero o que se sale de su presupuesto.

Por último, son responsables a la hora de no buscar deudas y ahorrar para sus gastos.