En los demás países de Latinoamérica no es común que se pregunte “¿a cuántas cuotas?”, cuando se compra un artículo o se paga un servicio por medio de datáfono.

La costumbre de establecer las cuotas a las que se paga un bien en Colombia nos permite tener un control seleccionando plazos, por ejemplo, pagar el saldo de las vacaciones en 36 meses y la hamburguesa que cenamos anoche en dos”, indicó Jorge Saza, analista financiero de la Universidad Javeriana al diario la República, realizador de la encuesta que dio este resultado.

Para el diario, un extranjero que viene a Colombia se asombra cuando compra algún producto y le hacen esa pregunta, pues en los demás países de la región es un acuerdo que se pacta directamente con el banco al momento de adquirir la tarjeta.

Por ejemplo, en México no cobran intereses si el acuerdo previo es de realizar compras hasta a 18 meses, en Chile a 12 y en Uruguay a 6, detalló el medio.

El sondeo destacó que a cierre del año 2018, en Colombia circulaban 14,8 millones de tarjetas de crédito, cifra menor si se compara con Argentina y México, en donde se registraban 57,9 y 32,7 millones, respectivamente, pero superior a Perú en donde el año pasado había 12,9 y 8 millones de plásticos.