El video fue compartido en Facebook por el usuario Sebastián Cortés, que denuncia al restaurante Sabor de mi Negra, ubicado en la vía a La Calera, de haber cobrado medio millón de pesos más en la factura (algo que fue desmentido por el propietario del lugar). El argumento del negocio es que, por error, se les fue un cero de más, pero que no se le cobró a la familia el valor de esa equivocación.

“Fuimos un grupo de 25 personas y cuando nos llevaron la cuenta nos cobraron $500.000 de más, hicimos el reclamo y dijeron que se habían equivocado en un 0,  revisamos nuevamente la factura y nos cobraron 5 platos de más, nuevamente que se habían equivocado…”, denuncia Cortés.

Según detalla, durante el rato en el que estuvieron en ese restaurante, uno de los más reconocidos de la vía a La Calera, pidieron 27 cervezas y les cobraron 38; también se comieron 9 helados y les facturaron 14. Tales fueron las fallas en la factura que el valor inicial era de 1.350.000 pesos y luego bajó a 852.000 pesos, según el denunciante.

De acuerdo al usuario, las personas del restaurante se pusieron violentas porque la familia se dio cuenta de los errores en la factura, luego los amenazaron con traer perros y llamar a la Policía (esto también fue desmentido por el propietario del sitio).

En el video que fue compartido en redes se muestra como una persona, que trabajaría en el restaurante, les dice a los integrantes de la familia que mejor se vayan para Soacha a comer.

“Cuando vienen a comer y no quieren pagar un plato mayor de 25.000 pesos… pa’ Soacha”, dice el sujeto.

Sebastián, además, se queja porque el restaurante lo atienden extranjeros y que este hecho significa aprovecharse de la gente.

“Ahora ser xenófobo se volvió la excusa para que ésta gente haga lo que quiera. Porque no se les puede decir nada… Terrible como hacen quedar a su país y a su gente”, señala Cortés en la publicación que hizo en Facebook.

Propietario del restaurante da su versión de la historia

Edwin Barriga, propietario del restaurante, dio a Pulzo su versión de la historia y negó que a la familia se le hubiera cobrado la suma que Sebastián Cortés denuncia en su cuenta de Facebook.

El propietario del lugar reconoció que hubo un error en la primera factura que se le dio a la familia, pero que este error se subsanó y que la familia pagó el valor que sí era correspondiente a lo que consumió.

Contrastando el valor de la factura final y los precios de la carta del restaurante, Barriga evidenció a Pulzo que no hubo un cobro de más a la familia.

Además, Barriga denuncia que la familia tuvo un trato xenófobo cuando llegó al sitio y se dio cuenta de que varios de los trabajadores del lugar eran extranjeros.

Esos tratos xenófobos contra los trabajadores del sitio y la reyerta por el tema de la factura causaron que uno de los trabajadores no aguantara más y ahí le dijera a Cortés, como se ve en el video al final de esta nota, que “vayan para Soacha” a comer, añadió Barriga a Pulzo.

“Se les informó y se les cobró un adicional de 4 mil pesos por unas papas adicionales; ellos consumieron sin problema, pero cuando cancelaron armaron la polémica. Les dije que no había problema, yo les suprimí el costo de las adiciones de papas que eran 44.000 pesos. Ahí, en ese costo de los 44.000 pesos es donde hubo un error de mi parte, se me fue un cero y se me fueron 440.000; les dije que les iba a exonerar el cobro. Eso lo quité. Eso es lo que ellos dicen que se les cobró. No se cobró, en la factura no aparece cobrado eso”, evidenció Barriga a Pulzo.

Este es el video que publicó el usuario con la queja de restaurante:

* La primera versión de esta nota fue ajustada después de que Edwin Barriga, propietario del lugar, diera su versión de los hechos a Pulzo.