Así las cosas, el análisis de la consultora internacional proyectó que este año se venderán 1.375 millones de celulares inteligentes, a diferencia de los 1.401 millones de unidades registradas en 2018, es decir 26,6 millones de smartphones menos, informó La República.

De los 1.375 millones de dospositivos que se venderían, 1.191 millones de celulares serían de sistema operativo Android y 183,5 millones de unidades iOS, es decir iPhone, añadió el medio.

Estas cifras representarían la tercera disminución consecutiva en la comercialización de celulares anualmente en todo el mundo, desde el año 2017.

En cuanto a la tecnología móvil de quinta generación (5G), la más alta y avanzada en velocidad y navegación, el estudio advirtió que solamente se venderá un promedio de 6,8 millones de celulares este año (el 0,5 % del total) debido a su lenta transición.

Sin embargo, para el año 2023, cuando se espera una venta de 1.520 millones de unidades, la cantidad aumentaría a 361,7 millones de teléfonos inteligentes (23,6 % del total) , reportó el portal.

Además, el medio mencionó que, según cálculos de IDC, la actualidad de los mercados “altamente saturados” en los países desarrollados y una rotación más lenta de dispositivos en algunas economías en desarrollo, también impactarán las ventas totales.