Ochoa aprovechó una entrevista que Blu Radio le hizo a la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, para preguntarle por qué había un “sesgo para favorecer el trabajo masculino”, teniendo en cuenta que sectores como la construcción, la fabricación de muebles y de automóviles —que ya tienen permiso para reabrir— emplean a más hombres que mujeres.

Ramírez respondió que le “sorprende” que la periodista crea que la funcionaria haga algo para “favorecer y privilegiar” a los hombres, pues, según la vicepresidenta, en dos años ha hecho “mucho” por el trabajo de las mujeres.

“Muchas veces los hombres me reclaman y me dicen: ‘Usted solamente está viendo cómo les da trabajo a las mujeres'”, y explicó que no se tuvo en cuenta si son empleos de hombres o de mujeres “para abrir o cerrar sectores”.

La vicepresidenta agregó en la emisora que uno de los sectores autorizados para reabrir es el de las confecciones que, dijo ella, emplea a más mujeres.

Terminada la entrevista, Ochoa señaló que tal vez el Gobierno no tomó la decisión con la intención de favorecer el trabajo masculino, pero que tampoco pensó en el empleo de las mujeres, como sí lo hicieron países como España.

“Hablaba con una economista y me decía: ‘Mire, si el desempleo femenino antes doblaba al masculino, con estas medidas, fácilmente, lo va a triplicar'”, dijo la periodista a sus compañeros de mesa.

Néstor Morales, director del programa radial ‘Mañanas blu’ —en el que trabaja Ochoa— reconoció que su colega “tenía razón”, al igual que otros panelistas que se preguntaron por qué no han autorizado el trabajo del servicio doméstico, por ejemplo, donde la mayoría de trabajadores son mujeres y donde se pueden adoptar medidas de bioseguridad. 

No obstante, se supone que esas decisiones corresponden a los análisis que los ministerios de Salud y Trabajo hacen junto al presidente Duque, en los que se desconoce qué tanta participación tendrá Ramírez.