De la Espriella mencionó en El Heraldo que pese a que los niños y jóvenes están recibiendo sus clases de forma virtual, no hay derecho de que los colegios estén recibiendo toda la plata de las pensiones como si nada estuviera pasando; por esto, hizo un llamado a que se “pongan la mano en el corazón” y piensen en los bolsillos de los colombianos en estos momentos de emergencia económica.

“Los colegios, al igual que muchas empresas y muchos de nosotros, no tenemos que pensar sólo en nosotros sino en los demás, aplicar ese precepto fundamental que en las aulas nos enseñaron a todos, la solidaridad. No es suficiente con la teoría, hay que poner en práctica lo que se dice”, manifestó el abogado en el medio.

El jurista destacó además en el diario que le parece que este es un momento ideal para hacer estas reducciones, porque no es aceptable que se estén cobrando las pensiones en medio de semejante pandemia, con todos los problemas económicos que hay, y con todas las adversidades que se presentan actualmente en Colombia.

“Si los colegios no realizan lo que les corresponde de manera voluntaria, es decir, bajar las tarifas de esas pensiones, tendrá que intervenir el Ministerio de Educación en ese asunto, porque no se puede permitir los abusos, ni los despropósitos, mucho menos en medio de una situación tan compleja para nuestro país y el mundo”, agregó el abogado en el rotativo.