La iniciativa planteada por el senador Álvaro Uribe sufrió varias modificaciones en su curso por el Congreso y en los últimos trámites que se avecinan tendría más cambios que, incluso, se llamaría ‘prima a la productividad’ y no ‘prima a la canasta familiar’, reseñó El Tiempo.

En principio el proyecto buscaba beneficiar a 6 millones de colombianos, pero los parlamentarios redujeron ese número a un promedio de 3 millones de personas que tendrían que demostrar que cursan un estudio o formación laboral que retribuiría ese costo a las compañías con mejor capacitación y productividad, detalló el diario.

La principal razón para reducir la cantidad de ingresos y personas fue que las empresas en Colombia alegan afectaciones económicas y caídas en sus ganancias que les impedirían crear más empleo, añadió el medio bogotano.

Por su parte, el representante a la Cámara Jairo Cristancho Tarache (del Centro Democrático) explicó a la W Radio que los empleadores deberán hacer el pago de 15 días de salario a cada trabajador en dos periodos: el primero, el 30 de marzo y el segundo, el 30 de septiembre.

Sin embargo, Cristancho aclaró a la emisora que, una vez sancionada la Ley, en el año 2020 solamente se hará efectivo el pago de marzo; en 2021 el pago de septiembre y, a partir del 2022, las empresas sí deberán efectuar los dos pagos por cada año.

Además, destacó ante el medio que las pequeñas y medianas empresas deberán otorgar una prima equivalente a 5 y 10 días del respectivo salario de cada empleado.

“El empleado, al recibir una mejor educación, va a ser una persona más productiva y eso se va a reflejar en la productividad de las empresas”, declaró Cristancho a W Radio.