Desde el próximo lunes 18 de mayo los bancos tendrán que acogerse a los cambios exigidos por la autoridad, como prestar los servicios financieros en todos los municipios del país en los que tengan presencia física; de acuerdo con la circular externa firmada por Jorge Castaño, superintendente Financiero, si las entidades mantienen sus sucursales abiertas los fines de semana, estas deben permanecer abiertas, como mínimo, 4 horas.

La Superfinanciera exigió a los bancos que, sin perjuicio de lo anterior, en las fechas de transacciones con gran afluencia de personas como quincenas, fin de mes, pago a pensionados o pago de subsidios, deben incrementar la cantidad de oficinas y ampliar los horarios de atención para la prestación de los servicios a los clientes y usuarios de conformidad con la demanda esperada.

“Cada entidad debe ajustar el horario de atención según el análisis realizado día a día, con el fin de evitar aglomeraciones y ajustar la disponibilidad el servicio”, añadió la superintendencia en el documento.

Estos son otros de los cambios que deberán cumplir los bancos desde la próxima semana:

  • Disponer en las oficinas de mecanismos de atención preferente para los adultos mayores de 60 años y para las personas con capacidades especiales.
  • Establecer en las oficinas mecanismos de atención preferente para el personal médico, personal sanitario y miembros de las fuerzas armadas y de policía, que les permita realizar sus transacciones con celeridad y eficiencia.
  • Con base en el análisis de los tipos de transacciones realizadas en oficinas que pueden efectuarse a través de canales digitales u otros canales, los bancos deben adelantar campañas de orientación a los usuarios de oficinas para disminuir su afluencia.
  • Aumentar la capacidad de atención de los call center y servicios de audio respuesta, durante su operación en contingencia, para que el indicador de llamadas atendidas sea como mínimo del 92%.

Para los usuarios también hay exigencias; según la circular, es obligatorio que todas las personas tomen las medidas de autocuidado para acudir a las oficinas, como el uso de tapabocas, mantener distanciamiento físico, respetar las restricciones de movilidad, mantener higiene de manos y abstenerse de ir a los bancos si tiene problemas respiratorios o síntomas asociados al COVID-19.